Mi funda de iPad

Sí, es agosto. Y creo que internet parece el desierto. Pero yo no desisto y aquí sigo. Estaba pensando en hacer un post sobre mis WIP (work in progress) con dos agujas pero casi que mejor os enseño un proyecto que terminé el año pasado.

Funda cerrada

El año pasado fue el año de la costura. Me apunté a tres cursos de costura de 8 horas cada uno en Opció Diamant (en Gracia, Barcelona) y salí de allí encantada. ¿Por qué? Pues porque no solo me enseñaron las bases de la costura sino que me enseñaron a aprovechar lo que ya tenía, a apañar cosas y a no necesitar millones de materiales para hacer algo simple. Les estaré eternamente agradecida aunque reconozco que soy mala alumna y desde hace más de medio año que tengo la máquina de coser abandonada.

Sigue leyendo

Take me to your leader.

La verdad es que todavía estoy dando vueltas a cómo arreglar esto. No me disgusta, pero le falta un no-sé-qué que lo complete. Quizá también es que en contexto es bastante mejor que aislado. Quizá mejor termino la trilogía. O quizá primero os explico de qué va esto.

Ya os dije que yo el tema de tejer en verano lo llevo muy mal porque soy más lenta que un caracol y encima me dan calor las lanas. ¡Me sale urticaria de pensarlo! Así que mi chaleco-jersey seguirá en las agujas en las que lleva 7 meses y los calcetines también seguirán donde llevan 4 meses. Y yo sigo con el punto de cruz que me sirve para decorar la casa y para mantenerme activa en verano.

Ovni con alien

Sigue leyendo