Una tejedora en apuros: capítulo 1

Cuando empecé el blog, tenía muy claras las cosas de las que quería hablar y de las que no. Tenía muy clara la estética y cómo quería explicar a la gente qué es tejer para mí y cómo es el mundo que me rodea cuando tejo.

Empecé a escribir sin más, a contar mis experiencias y mis anécdotas, esperando poder ayudar a cualquiera al que le sirvan mis explicaciones. Mis propias dudas, pensé, podían servir para gente que también tuviera las mismas dudas. Meses después de abrir el blog, empecé también a enseñar a tejer en varios sitios. Y enseñar a tejer me abrió un nuevo mundo de dudas por resolver y de patrones por encontrar.

La verdad es que no puedo explicar con palabras lo agradecida que estoy por la gente que me sigue, la gente que me comenta, la gente que me da likes en la sombra.

Desde hace días me ronda la cabeza empezar esta sección. Hoy me he decidido. Creo que mis alumnas y mis amigas no son las únicas que tienen dudas. Entonces, ¿por qué no compartir sus dudas con vosotros? Quizá todas hemos tenido esta duda a la vez y no nos hemos atrevido a preguntar.

Sigue leyendo