Una tejedora en apuros: capítulo 2

¡Madre mía! Parece que fue ayer cuando publiqué por última vez y ya ha pasado todo agosto. En verano creo que el tiempo vuela más rápido que nunca, pero no por eso dejamos de tejer y por supuesto tampoco dejamos de tener problemas cuando tejemos. Así que es el momento perfecto para disfrutar de las vacaciones sin estrés y, por qué no, resolviendo algunas dudas.

Algunas de vacaciones, pero algunas habéis vuelto ya a la rutina. Yo, por otro lado, tuve unas vacaciones en junio pero vuelvo a irme en septiembre una semanita más. Sea como sea, todas estamos aprovechando los ratos libres para darle caña a nuestras labores: calcetines, chaquetas, jerseys de algodón veraniegos… ¡Tejer no termina en verano!

Y las tejedoras en apuros siguen necesitando auxilio.

4324fa1ea4d2dea159d8e231bdeb7c92

Sigue leyendo