Calcetines Komet, mi labor más longeva.

Bueno, ya está, ya están aquí. Ha sido largo, ha sido duro, pero estos calcetines Komet son parte de mi historia como tejedora: dos años y medio he tardado en terminarlos, ahí es nada. Parece que fue ayer cuando los empecé, marzo del 2014, y es precisamente hoy que puedo empezar a llevarlos puestos.

Sirva este post de recordatorio para que no dejéis labores en espera tanto tiempo. Especialmente si es una labor con dos mitades, como los calcetines, ya que es difícil que queden iguales con tanto tiempo de por medio.

Aquí están. Finalmente. Los calcetines Komet:

img_5985

En verdad me hace muchísima ilusión poder llevarlos puestos mientras escribo esto. Con sus defectos, sus fallos, sus diferencias, son la muestra de cómo he evolucionado tejiendo.

Vayamos un segundo al mes de marzo de 2014. Yo llevaba ya unos años tejiendo, y hacía unos meses que había terminado mi primer par de calcetines. Estaba supermotivada para empezar nuevos retos y no paraba de ver videos en youtube de nuevas técnicas y cosas que podía hacer. Así que descubrí El Reto de Things to Knit: desde ese blog, Irene traducía 12 patrones para tejer 12 pares de calcetines en un año, vamos, un par al mes. Me encantó. Así que me apunté enseguida y empecé en marzo. Pero… quizá no elegí el mes más fácil, quizá no eran los calcetines más adecuados.

img_5982

Es que los calcetines Komet llevan calados, trenzas, un talón con refuerzo. Vamos, que tienen de todo. Cuando empecé a tejerlos tenía que concentrarme en contar, que no se me resbalaran los puntos con las trenzas, en todo. Era un auténtico espectáculo verme tejiéndolos. Y es que encima, por si fuera poco, los tejía con 5 agujas de doble punta, también conocidas como la estrella de la muerte. Era una auténtica fiesta. Pero ojo, no me di por vencida.

Poco a poco, vuelta a vuelta, con mis errores, terminé un calcetín. Y empecé el otro. Pero ahí se quedó la cosa. No pasé del elástico y los desterré al cesto de wip (work in progress). Eran demasiado difíciles para mí en ese momento y aunque sabía que podía hacerlos, preferí continuar con cosas más ligeras y disfrutables.

Y así pasaron dos años. Y cuando tuve mi pequeña crisis tejeril en la que estuve varios meses sin tejer este año, los calcetines Komet volvieron a mi cabeza. La única forma de volver a tejer era empezando a terminar mis labores. Y qué mejor que terminar algo tan antiguo y que me hacía tanta ilusión.

img_5980

El problema fue que con tanto tiempo de diferencia se notó mucho la diferencia. Para empezar mi tensión no era la misma, pero es que además anoté mal pequeños detalles en el patrón, así que me quedaron los talones desiguales y un pie más grande del otro. Una maravilla. Menos mal que un buen bloqueado los ha hecho lucirse como las preciosidades que son.

¿Os animáis a tejerlos, valientes?

MATERIALES

  • Agujas de doble punta de 2.5 mm,  o agujas circulares de 2.5 mm con cable de 80 cm para hacer el magic loop.
  • 100 gr de lana para calcetines (que tiene un 25% de poliamida para que sean más resistentes al desgaste). Os recomiendo un color liso para que resalte bien el diseño.
  • una aguja auxiliar para hacer las trenzas
  • el patrón de los calcetines Komet. Podéis encontrarlo de forma gratuita en este enlace en inglés. Pero Irene os facilita el trabajo y en este enlace tenéis la traducción al español.

img_5978

A pesar de los percances, el resultado me tiene enamorada. La combinación de calados y trenzas es preciosa, y me encanta cómo queda en los calcetines. Es chulísimo también el talón, con el motivo eye of the partridge para reforzarlo. Son una auténtica preciosidad.

Además de bonitos, me han enseñado un montón. ¡¡Tengo clarísimo que jamás volveré a tejer dos calcetines por separado!!

img_5976

Después de terminarlos, me motivé un montón a terminar labores a medias. En un mes he terminado 3 cosas antiguas ya. Sigo decidida porque en verdad me encanta ver los resultados, más que bolsas y bolsas de labores a medias.

Lo siguiente será ordenar el stash, pero bueno, tampoco estoy tan motivada aún! 😛

¡A tejer!

3 comentarios en “Calcetines Komet, mi labor más longeva.

  1. Después de todo te han quedado preciosos. Tejo con gusto pero se poco de tejer.
    Más que conocimiento teórico lo que tengo es coraje y constancia. Solo lo hago para mi familia.
    No suelo dejar mucho mis proyectitos en la bolsa de ESPERA.
    Prefiero deshacer y comenzar algo que pueda terminar.
    Aprendí a hacerlo sin disgusto porque no me agradan los tejidos con errores.
    Adoro que cuenten experiencias y que lo hagan con tanta creatividad.
    Feliz año

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.