Take me to your leader.

La verdad es que todavía estoy dando vueltas a cómo arreglar esto. No me disgusta, pero le falta un no-sé-qué que lo complete. Quizá también es que en contexto es bastante mejor que aislado. Quizá mejor termino la trilogía. O quizá primero os explico de qué va esto.

Ya os dije que yo el tema de tejer en verano lo llevo muy mal porque soy más lenta que un caracol y encima me dan calor las lanas. ¡Me sale urticaria de pensarlo! Así que mi chaleco-jersey seguirá en las agujas en las que lleva 7 meses y los calcetines también seguirán donde llevan 4 meses. Y yo sigo con el punto de cruz que me sirve para decorar la casa y para mantenerme activa en verano.

Ovni con alien

Sigue leyendo

Here comes the Sun, duru duru…

A mí el verano me quita las ganas de tejer. Lo siento. Me sabe fatal y ojalá no fuera así, pero es pensar en la lana deslizándose entre mis dedos y me vienen todos los males. Admiro profundamente a las tuiteras a las que sigo (¡hola!) que siguen tejiendo y colgando sus maravillosas obras de arte. Pero entre que yo soy una tejedora lenta y el calor, yo no puedo.

Así que para mí el verano es punto de cruz. Bueno, algún día me atreveré a tejer con algodón, pero como soy lenta (y me repito), debería empezar a tejer cosas muy sencillas y total, que acabo con el punto de cruz.

image_3

Sigue leyendo

Funda de iphone a punto de cruz

Desde que las vi por Pinterest me enamoré. Las fundas para móvil bordadas a punto de cruz me encantan. Y no dejé de taladrar a mi santo novio hasta que, evidentemente, me cayó una por Sant Jordi. Al tener un iphone 5, la compramos en Etsy en la tienda de Lanas Crespo y nos encantó. La fundita está en varios colores y viene con cinco hilos mouliné y algunos ejemplos de patrones. Yo la quería en blanco y así fue.

Todo muy bien, yo muy ilusionada, pero de repente, ¿qué hago? Todas mis ideas no parecían suficientemente buenas para una cosa tan bonita y que iba a ver tanta gente. Y es que, sí, señores, las que hacemos cosas a mano también pasamos miedo escénico y nos da cosita que nuestras obras sean vistas constantemente.

Total, que me abrí un board de esos en Pinterest y empecé a recopilar imágenes y más imágenes hasta que de repente topé con algo que cumplía todas mis expectativas: era alargado y no llenaba toda la funda, no era un motivo con el que me identificara muchísimo así que no corría el peligro de cansarme y encima los colores era alegres y estivales. ¡Una matrioshka! De ahí me puse a investigar y al final llegué a este blog de una chica neozelandesa en el que comparte un patrón gratis para una matrioshka monísima que era perfecta para mi móvil blanco.

Reuní mis hilos de Dmc bien ordenaditos y… ¡a bordar!Ordenando hilos

Tardé bastante más de lo que esperaba, ya que al ser la funda de plástico es más difícil de bordar que una tela. Incluso rompí un par de agujas. Y, dato importante, me di cuenta que era MUY difícil deshacer lo hecho, así que tuve que ir con mucho cuidado.

Pero lo conseguí. Terminé mi muñequita. ¡Y ahora me gusta tanto que no quiero llevarla para que no se ensucie!

Mi matrioshka

La funda ha gustado tanto que ahora no paro de recibir peticiones. Creo que es un regalo de cumpleaños perfecto. Y ahora, evidentemente, tengo mil ideas para otra funda negra, otra naranja…