El gorro dorado

Ya está aquí el frío. Ya podemos tejer con lana sin sufrir. Y, de repente, ya tengo una lista inmensa de cosas que tengo que tejer con extrema urgencia. Así que antes de agobiarme, voy a respirar y voy a enseñaros esta preciosidad de gorro dorado que terminé hace pocos días. ¿Dorado? ¡Pero qué dice esta loca! Bueno, a ver, dorado dorado no es, pero el color me recuerda al oro viejo.

IMG_5702

El año pasado a finales de temporada hice una cosa que en su momento me pareció muy loca pero hoy agradezco: aproveché las rebajas de Téjeme y me agencié algunas Malabrigo para tener el alijo lanero lleno de recursos para regalos: madejas sueltas para hacer gorros, mitones, cuellos.

Este año me he alegrado mucho de la decisión ya que de repente tenía que hacer varias cosas y no podía salir. Así que tirar de alijo me ha solucionado un par de regalos maravillosos.

IMG_5709

Este gorro está tejido con agujas circulares de una sola pieza y su diseño se basa en combinaciones de trenzas y punto de arroz para formar el dibujo.

A mí me resultó fácil, pero evidentemente es un gorro que requiere algo de práctica y saber hacer todas las trenzas necesarias. El patrón tiene el diseño en esquema, y hay 6 tipos diferentes de trenzas, así que yo por lo menos tuve que estar todo el día mirando la leyenda para acordarme de qué era cada simbolito. Fácil de hacer, pero hay que estar pendiente para no cruzar por detrás en vez de por delante.

IMG_5708

 

 

¿Queréis tejer también un gorro dorado?

Materiales

1. Agujas de 4 y 5 mm ( para el elástico y el cuerpo del gorro) con cable de 40 o 60 cm. Yo personalmente hice el elástico con agujas de 3 mm para que quedara más ajustadito.

2. El patrón del gorro Skiff de Jared Flood. Solo está en inglés. Cuesta 7€ pero creo que merece la pena. Tienes dos opciones al tejer el gorro: con elástico muy ancho para doblarlo o con elástico simple. También hay varias opciones de montaje de puntos según el acabado que queramos.

3. Entre 183 y 247 m de lana según la opción que queramos tejer. Yo tenía una Malabrigo Ríos en color Glitter que tiene 192 metros. Casi me equivoco y hago el elástico ancho pero por suerte miré el metraje y la verdad es que me sobró lo justo para hacer el pompón. Podéis comprar una madeja igual en este enlace.

4. Hay que saber hacer punto del derecho, del revés y trenzas. Y muy importante: saber leer un patrón en esquema. Puede marear un poco al principio, pero mientras tengáis claro por qué vuelta vais y cuántos puntos llevais tejidos, todo irá bien. Es ir siguiendo una guía. ¡No tengáis miedo!
IMG_5701

Y ahora hablemos de la lana. ¿Qué os parece? Yo tengo que decir que me compré la madeja llevada por el nombre Glitter. A mí los de Malabrigo me ganan con los nombres que ponen a los colores. En pantalla no veía ningún brillo purpurina, pero asumí que si se llamaba así sería por algo. Pues no. No brilla y no tiene purpurina. Y de hecho cuando me llegó la madeja estuve unos días perturbada porque el color era como amostazado pero parecía lo que mi madre llama “color mierda de oca”. Y no me acababa de convencer.

Por suerte vi este patrón tejido en un tono similar y me decidí a probarlo. ¡Viva! Una vez tejido, el tono Glitter coge un matiz dorado precioso. Es entre negro y marrón claro, lo que lo hace parecer un gorro dorado. Es el gran ejemplo de que no hay que juzgar un color hasta que no está tejido. ¡Haced siempre muestras!
IMG_5705

Sobre la calidad Malabrigo Ríos no hace falta hablar mucho: es una gozada. Más fina que su hermana Worsted, la Malabrio Ríos no se afieltra y incluso se puede lavar con agua templada a la lavadora sin centrifugar. Teniendo en cuenta que este gorro dorado va a viajar a países MUY fríos y con nieve, creo que ha sido una muy buena elección de lana.

¡Estoy encantada con el resultado!


IMG_5711

Con esto inauguro temporada invernal: ya tengo a mi madre pidiendo que le teja un gorro dorado igual que este. No me extraña, creo que yo también quiero uno! Pero este, el original, ahora mismo está viajando muy lejos hacia su nuevo hogar. Y lo mejor de todo es que su nueva propietaria no tiene ni idea de que le va a llegar. ¡Qué ganas de que le llegue!

Por cierto, si todavía no os habéis atrevido a tejer trenzas o sí pero queréis también aprender a tejer mitones y leer patrones, el próximo sábado 24 estaré dando un curso en Les Jardins de Juliette en Barcelona para hacer unos preciosos mitones trenzados con agujas circulares. ¡Animaros!

¡A tejer! :)

2 comentarios en “El gorro dorado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.