Here comes the Sun, duru duru…

A mí el verano me quita las ganas de tejer. Lo siento. Me sabe fatal y ojalá no fuera así, pero es pensar en la lana deslizándose entre mis dedos y me vienen todos los males. Admiro profundamente a las tuiteras a las que sigo (¡hola!) que siguen tejiendo y colgando sus maravillosas obras de arte. Pero entre que yo soy una tejedora lenta y el calor, yo no puedo.

Así que para mí el verano es punto de cruz. Bueno, algún día me atreveré a tejer con algodón, pero como soy lenta (y me repito), debería empezar a tejer cosas muy sencillas y total, que acabo con el punto de cruz.

image_3

Y encontré este patrón. Y justo me iba a mudar finalmente con mi pareja. Y justo mi madre estaba y está pasando por un momento duro físicamente. Y lo tenía que hacer. Porque siempre acaba saliendo el sol.

El patrón es de la maravillosa Sewingseed en cuyo blog encontramos sus preciosidades y unos tutoriales básicos para principantes de cómo colgar cuadros en un bastidor y cómo bordar a punto de cruz. Nunca está de más saberlo. Y esta chica tiene una tienda de patrones en Etsy completamente adorable que está siendo mi perdición. De hecho, os reto a adivinar qué patrón me he bajado ya para mi siguiente bastidor.

image

Materiales previos

Al hacer el patrón separé ligeramente más los elementos que en el patrón original ya que el bastidor original era de 15 centímetros y el mío de 17. Marqué con hilo previamente los ejes centrales de la tela para, sobretodo, tener los elementos centrados. Es el hilo verde que podéis ver en la foto.

En proceso

La tela Aida y los hilos Mouliné son de la tienda de Dmc. Ojo nota importante: la revista Labores del Hogar regala 20 hilos Mouliné de 4 metros (los de venta al público son de 8) con el número de julio. Los colores son preciosos y con la revista vienen bastantes buenas ideas sin ser yo fan de comprar revistas de labores.

Y, ¿qué más? Bueno, que el patrón es muuuuuy fácil pero a la vez muy resultón. El típico bastidor que te decora una pared casi sin esfuerzo. Bonito, simple, efectivo.

image_2

Here comes the sun

Evidentemente no voy a terminar el post sin recomendaros, si no lo habéis visto ya, el documental sobre George Harrison que dirigió Martin Scorsese hace 3 años: Living in the Material World. Totalmente recomendadísimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.