Medea siempre teje

En realidad no era Medea la que tejía. En realidad era Penélope. Pero hace tantos años que en internet soy Medea, Mede, Medeita, que no me voy a cambiar la identidad ahora para tejer. Soy yo, soy la misma, pero ahora os voy a explicar lo que tejo por si queréis hacerlo también o por si yo quiero recordarlo.

En mi casa tampoco es que tejamos por tradición. Mi abuela, que yo recuerde, jamás tejió en mi presencia. Evidentemente que sabía, pero jamás entendió por qué a mi madre y a mí nos dio por quitar el polvo a esa “Enciclopedia de Labores Salvat”. Yo tendría unos 10 años, y de repente mi madre y yo nos pusimos como locas a analizar cada una de las secciones de la Enciclopedia como si nos fuera la vida en ello. Hacer punto, ganchillo, pero nada de coser que no teníamos máquina. Con el tiempo lo dejamos, no teníamos mucha paciencia.

Años más tarde, en 2011, yo volví de un viaje de 9 meses alrededor del mundo. Un viaje de esos que te cambian la vida y te hacen mejor persona y capaz de sonreír cuando piensas en la raza humana. Si alguna vez queréis envidiarme, aquí podéis: Croquetas de Kiwi.

Un día de noviembre, mi madre necesitaba unas agujas de tejer para un escaparate de su agencia de viajes, y me mandó a mi a por ellas. Fui a Llanes Tosca, en el Raval. Y solo quería unas agujas. Pero las abuelas de esa tienda no se conformaron con eso. Me pusieron una silla y me dijeron que de allí no saldría hasta que supiera hacer punto bobo con una bufanda empezada, que si me llevaba agujas tenía que ser para hacer algo con ellas. Y así fue.

Sobra decir que jamás terminé mi bufanda de punto bobo. A los 10 centímetros empecé a buscar por internet como se hacía el punto del revés y a inventarme combinaciones de puntos del derecho y del revés con poco éxito pero mucha ilusión. Enseguida volví a la famosa “Enciclopedia de labores Salvat” y me modernicé con algunas webs. Poco a poco encontré una comunidad online en la que intento abrirme un hueco.

¿Y por qué estoy aquí? Pues por nada, o por todo. Siempre busco nuevos retos y me gusta cuando la gente me explica sus experiencias, así que quizá a alguien le interesan las mías. Y, oye, no nos vamos a engañar, que jamás me acuerdo de qué he hecho con las agujas y quizá si lo escribo podré repetirlo.

Y antes que nada, recomendaros las webs con las que empecé, auténticas Biblias:

1. www.guiaparatejerbien.com

2. www.tejiendoperu.com

Liz Taylor también tejía

 

 

 

Un comentario en “Medea siempre teje

  1. Pingback: Medea teje cumple 1 año. Sorteo de dos ovillos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.