Mis primeros calcetines

Después de haber probado ya a tejer en circular para hacer mitones, empecé a pensar qué más podía hacer con esa técnica, ya que me había dedicado a aprender estilo continental, quería sacarle todo su jugo.

A ver, que esto es importante. Cuando empezamos a tejer, tenemos tendencia a tejer en estilo inglés: sujetando una aguja debajo del brazo y el hilo del ovillo con la mano derecha. El estilo inglés suele cargarnos la espalda porque no nos relajamos, pero es el más indicado para tejer con dos agujas rectas. Pero claro, cuando queremos pasar a agujas circulares o de doble punta, ¿qué pasa? Pues evidentemente la aguja no la podemos sujetar debajo del brazo, e ir soltando las agujas para hacer los movimientos ralentiza todo en exceso. Es aquí cuando hay que mencionar el famoso estilo continental, en el que el hilo va sujetado con la mano izquierda y cogemos el hilo con la aguja de la mano derecha sin soltar en ningún momento. El estilo continental es rápido y ágil y perfecto para tejer con agujas circulares o con agujas de doble punta (da igual si luego hacemos algo tubular o no).

Reconozco que al principio es difícil cambiar de estilo. De repente ya no solo hay puntos del derecho y del revés, sino que hay tejidos en circular y tienes que estar contando si tal tipo de punto quedará de una u otra forma en dos agujas o en circular según el número de puntos. Un lío que al final es cuestión de tiempo y lógica. Aquí podréis ver cómo sujetar los hilos en ambos estilos: tejer con estilo inglés y estilo continental. Practicad, en serio. Practicad.

El principio

El principio

Sigue leyendo