Diez curiosidades tejeriles sobre mí que quizá no sabías

Ya casi tenemos la Navidad aquí. Y este año es mi primer año tejeril sin arreglos de última hora y estrés por terminar mis regalos. Este año he decidido que basta ya de tejer con presión añadida de fechas. Este año he decidido primero terminar algunas cosas para mí. Que oye, me encanta tejer para los otros, pero es raro ser tejedora y no tener, por ejemplo, ni un solo jersey de lana fina tejido por mí y para mí.

Así que mientras acabo algunas cosas que me muero de ganas de enseñaros, hoy quería hacer un post un poco diferente y salirme un poco de mi zona de confort.

Os iba a enseñar muchas cosas. Pero es que Alf se ha puesto en medio. ¡Ay Alf!

img_9131

Sigue leyendo

Una tejedora en apuros: capítulo 5

He vuelto. Sí. Ya sé que parecía que iba a matar al blog después de tantos meses sin actualizar, pero aquí estoy con una entrada más personal que nunca. Y es que esta vez la tejedora en apuros soy yo. ¿Seré capaz de contestarme? Vamos a verlo.

En esta sección, esta vez, solo habrá una pregunta. Pero recordad que si tenéis cualquier duda que queréis que resuelva, podéis escribirme a medeateje @ gmail.com . Y podéis ver el resto de Tejedoras en Apuros en el apartado de arriba del blog. Todas tenemos dudas y siempre va bien poder compartirlas.

Os he echado de menos.

tumblr_m658mbtrjq1r1gtfk

Sigue leyendo

Un ejercicio de práctica: cuello calentito

la foto 1

El año pasado, como ya os conté en algún momento, aprendí a tejer con estilo continental. O sea, que aprendí a usar las agujas circulares y a no necesitar aguantar una aguja debajo del sobaco como con el estilo inglés. El estilo continental tiene como ventaja principal la velocidad, ya que todo el movimiento se hace con la mano derecha y la mano izquierda sujeta el hilo simplemente. Pero claro, después de toda la vida con las dos agujas rectas, es complicado cogerle el tranquillo al tema.

Una cosa que me sorprendió es que con estilo inglés para tejer punto jersey tenemos que hacer una pasada del derecho y otra del revés, pero si usamos agujas circulares para tejer algo realmente circular simplemente tenemos que tejer siempre del derecho. ¡Qué raro es al principio! De repente empecé a pensar en el punto de arroz, y en todos los puntos que cambiarían al tejer cosas circulares. En ese momento, justo acababa de hacerle una bufanda a un amigo en punto de arroz y con una trenza en el centro. Mmmm… ¿Y qué pasa con las trenzas en circular? ¡No me gustó nada ver cómo quedaba el revés de la trenza que hice!

Así que un día mi novio me pidió un cuello calentito para el invierno. Y él no quería un cuello de esos de darle mil vueltas. Él quería un cuello apretadito para que no le entrara el frío, para ponérselo por dentro de la chaqueta y no pasar frío. Y esto fue lo que pasó.

Sigue leyendo