Un gorro de dos tardes

Después de tanto chal, iba siendo hora de cambiar. Tenía ganas de hacer algo más fácil, algo rápido. La típica labor resultona y que terminas en un pis-pas y te hace sentir veloz, ágil y eficiente. Coincidió que, además, mi madre me pidió de urgencia un gorro que cumpliera con sus necesidades frioleras: que no fuera tipo boina y que colgara por detrás. Y por si no fuera poco, lo quería para ¡ya! y en dos colores diferentes que le combinaran con su ropa de invierno.

LANASjuntitas

Encontrar el patrón no fue tarea fácil. La mayoría de los gorros son tipo boina o apretados en la cabeza, no cuelgan por detrás. Y encima yo quería que fuera una lana gruesa tipo worsted (lana para tejer con agujas del 5 o del 6) para no estar durante semanas con la labor. Vamos, que me recorrí todo Ravelry hasta dar con esta joya que la autora nos ofrece gratis: el Tyson Hat. Cumple todos los requisitos y está tejido con agujas circulares y lana aran (un pelín más gruesa que la worsted). Era el patrón perfecto.

IMG_2979

IMG_2998

Así que me fui en busca de la lana perfecta. Ya que el gorro era más bien soso, tenía que darle un toque de color que lo hiciera triunfar. Fui a All you knit is love (¡que maravilla descubrir que está a 5 minutos de mi casa!) y decidí que era el momento de probar las maravillosas lanas Malabrigo. ¿No las conocéis? Yo nunca las había probado, pero sus colores, su textura y su calidad me han convencido. ¡Espectaculares! Cogí el grosor merino worsted en los tonos 635 Oeste (marrones) y 237 Cuarenta (turquesa y rosa).

Aunque el patrón recomienda unas agujas del 5.5mm, decidí probar con agujas del 5 porque tejo bastante suelto. Y acerté de pleno tanto en la lana como en las agujas.

Cada Tyson Hat se teje en dos tardes. Es tan fácil como tejer siempre el derecho y hacer las disminuciones cuando toque. De verdad de la buena. Y se necesita:

– Agujas de 5.5mm

– Cable de 60 cms

– 130 metros de lana (de cada ovillo que compré me ha sobrado menos de una tercera parte)

IMG_2977

IMG_3003

Por ansiedad de la propietaria no pude hacer fotos a los dos gorros juntos, pero, ¿Qué os parecen? ¿Cuál os gusta más? Yo estoy completamente enamorada de los colores de la lana y de la suavidad que tiene. Además, la parte elástica se puede doblar para tener un gorro de “tamaño cabeza” y que no cuelgue por detrás.

IMG_2997

FullSizeRender

Creo que me voy a hinchar a hacer gorros por Navidad. Y lo mejor de todo es que me encanta el resultado. Lástima que yo no lleve gorros… ¡Tendré que buscarme otra excusa para tener algo tejido con Malabrigo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.